Cargando...
Facultad de Ciencias Forestales y Conservación de la Naturaleza, Universidad de Chile

Facultad de Ciencias Forestales y Conservación de la Naturaleza, Universidad de Chile

Buscador de noticias

Por título o palabra clave

Temas

Cambio Climático: el Rol del Bosque en la Reducción de Emisiones

Enlaces relacionados
The Nature Conservancy

Según un artículo de la organización The Nature Conservancy, sin ninguna acción hoy, muchos de los bosques tropicales, desaparecerán al finalizar este siglo. Con esos bosques se perderán importantes especies, recursos naturales, así como la oportunidad de hacer más lento el cambio climático.

Según lo señalado en el artículo, "Climate Change: What We Do. The role of forests in Reducing Emissions", de este organismo internacional, sin ninguna acción hoy, muchos de los bosques tropicales, desaparecerán al finalizar este siglo. Con esos bosques se perderán importantes especies, recursos naturales y locales, así como la oportunidad de hacer más lento el cambio climático.

Cada año, más de 15 millones de hectáreas de bosques tropicales - un área más extensa que el estado de Nueva York - se cortan, transfiriendo millones de toneladas de carbono como emisiones a la atmósfera. De hecho, estudios recientes muestran que las actividades para reducir la deforestación tienen una alta componente costo-efecto, como vía de reducir la emisión de gases de efecto invernadero.

Es de vital importancia el trabajo que se pueda realizar con los bosques, su manejo, programas de compensación, restauración, mitigación, entre otros. En esa perspectiva el papel que juega la Ingeniería Forestal es de vital relevancia. El conocimiento de la ecología forestal, las interacciones entre vegetales y con la fauna, la sucesión de poblaciones, el mejoramiento de la calidad de agua, turismo, producción de derivados no madereros es responsabilidad del Ingeniero Forestal, como también lo son los modelos de simulación, para estimar crecimientos, distribuciones, superficie foliar, que es la encargada de la fotosíntesis y generación de O2 a la atmósfera, entre otros.", señala el decano de la Facultad de Ciencias Forestales y de la Conservación de la Naturaleza, Javier González, integrante además de The Nature Conservancy.

En 2006 un estudio demandado por el Tesoro del Reino Unido (http://www.hm-treasure.gov.uk/sternreview_index.htm) concluye que reduciendo la deforestación se ofrece la mejor alternativa para reducir las emisiones a relativamente bajo costo.

El estudio demostró que en ocho países, responsables del 70% de las emisiones totales, por cambio de uso del suelo, una hectárea de bosque puede valorarse como US$ 25000 en términos de carbono secuestrado a un precio de carbono de US$ 30 a US$ 50.  Los retornos para la misma hectárea de terreno podría otorgar US$ 2 al año para usos de pastoreo, hasta sobre US$ 1000 como conversión de aceite de soya o de palma y un retorno, por una sola vez de US$ 1035 como venta de madera comercial.

El mismo estudio establece, que si no adoptamos ninguna medida para reducir las emisiones, cada tonelada de carbono emitido, causará una pérdida de valor de US$ 85, en la economía del mundo.

Por el contrario, estudios de cambio climático por investigadores como Brent Sohngen y Robert H. Beach han encontrado que para una media de valor de US$ 27.25 por tonelada de dióxido de carbono en el mercado de intercambio por emisiones "la deforestación puede eventualmente desaparecer". Los mismos autores concluyen que existe un inmenso potencial para reducir la deforestación, ayudando a mitigar los costos,  para disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero.

De acuerdo con Sohngen y Bach, los esfuerzos para reducir la deforestación global  puede resultar en un secuestro de 76 billones de toneladas de carbono y 422 millones de ha adicionales de bosques.

Finalmente, Stuart E. Elzenstad, jefe americano de la negociación del protocolo de Kioto, ha estimado que los ingresos adicionales que los países menos ricos podrían recibir,  por extender el uso de bosques de compensación, podría motivar su participación en una etapa de régimen post-Kioto.

Agua, combustible y sustento

Los bosques tropicales cubren solo el 12% del planeta, sin embargo albergan más de la mitad de las especies vegetales y especies animales de la Tierra.  A la tasa actual de deforestación, los bosques tropicales húmedos, virtualmente desaparecerán como ecosistemas funcionales en los próximos 100 años. La deforestación también degrada otros recursos naturales, como proveer agua limpia y fresca. Además, la quema masiva de bosques puede conducir a severas contaminaciones de aire, localmente y a miles de kilómetros.

En Sudamérica se encuentran los bosques de mayor biodiversidad en el mundo, y entregan la base de muchos productos medicinales, entre otros. Sobre el 50% de los fármacos del mercado tienen origen en productos naturales, 42% de las 25 drogas más vendidas en el mundo, se derivan de productos naturales.

Los bosques contribuyen de manera importante a la economía de algunos países, a través de la recreación y el turismo. A modo de ejemplo, 3,5 millones de personas visitaron las 150 áreas de conservación en Brasil, entre 1991 y 1995, incrementando en 5 veces el turismo en ese país.

 ¿Son todos iguales los bosques creados?

Un estudio preliminar reciente, sugiere que el impacto de la reforestación en la temperatura global, variará dependiendo de la latitud, donde ella se produzca. En las bajas latitudes cerca de los trópicos, reforestar ofrece un significativo enfriamiento global en relación a praderas y cultivos. Sin embrago en altas latitudes, tales como las áreas boreales del norte, los beneficios de cambios en el clima por reforestación pueden ser menos espectaculares, ya que el calentamiento por insolación, se absorbe por la sombra de las copas arbóreas. Dado lo preliminar de estos estudios se aconseja su profundización, ya que aún pueden reorientar nuevas estrategias.

Específicamente Conservancy debe focalizarse a las siguientes estrategias cuando desea reducir el efecto de cambio climático a través de programas forestales:

En áreas tropicales, como en los bosques húmedos de América Central y Sudamérica, estamos implementando estrategias de restauración y protección. De acuerdo a esta investigación los efectos de enfriamiento por protección o restauración de cubierta vegetal en los trópicos, puede ser de enorme importancia, más de lo originalmente estimado. De hecho las áreas para proyectos de bosques en los cuales Conservancy está trabajando, están en la zona tropical.

En zonas temperadas y de latitud media, por ejemplo al sur de USA, estamos mejorando el Manejo Forestal  Actividades que ayudan a expulsar el dióxido de carbono fuera de la atmósfera sin cambiar el monto de calor absorbido por las copas, tales como reducir la frecuencia y cantidad de madereo selectivo, ayudarán a reducir el calentamiento.

En altas latitudes, tales como las zonas de bosques boreales del norte, se están implementando cambios en el manejo de los cultivos y pastizales. Por ejemplo reduciendo la siembra directa, lo cual ayuda a empujar el CO2 fuera de la atmósfera, sin incrementar la cantidad de calor directamente absorbido por los pastizales y cultivos.

"La responsabilidad para las generaciones futuras, es de vital consecuencia, en reunión de CEPAL, julio 2012, se reconocía que los acuerdos internacionales sobre emisiones, no se habían cumplido en más de un 17%. Podemos darnos el lujo de hacer desaparecer, por mayor "desarrollo económico", nuestros bosque tropicales y semi-tropicales?, terminar con su fauna?, no disponer de algunos medicamentos?, dejar de contar con el efecto regulador del bosque en las aguas, en su cantidad y calidad?, seguir con la deforestación y no reemplazar esos bosques? La Ingeniería Forestal es la respuesta a esas inquietudes.", señala el decano Javier González.

 

 

 

Martes 6 de noviembre de 2012

Compartir:
http://uchile.cl/n86398
Copiar